Internada por la izquierda Blog

El fútbol por y para la clase obrera

Hooligans para una historia negra

Posted by Internada en 28 mayo, 2011

El texto que os reproducimos a continuacion aparecio hace veinte años en la prensa catalana, si nuestras fuentes son fiables, epoca en la que los dos clubes ya se vieron la cara en la Final de la Recopa en Rotterdam. Esperemos que sea de vuestro agrado.


Hooligans para una historia negra

De 1969 a 1980, los “supporters” del Manchester United sembraron el panico en Inglaterra y media Europa

Los seguidores del Manchester United lo definen como “The Magic”, la magia de ser un aficionado de los “red devils”, la magia de sentirse unido al club que durante este siglo ha arrastrado a mas gente a los estadios de futbol ingleses, mas que ningun otro club. Los “Man U’s”, leido los “man ius”, tal como se conoce en Inglaterra a los seguidores del United, pasan por ser la aficion mas fiel del futbol de este pais. En la temporada 1989-1990 la media de entradas en Old Trafford fue de 39,076 seguidores rojillos, mientras que la media de los 22 estadios de Primera Division fue de 20,745. “Esto no es nada comparado con lo que el futbol era hace veinte años -explica un viejo aficionado del United-. Aquello si que era aficion.” En la temporada 1967-1968, año en el que se gano la Copa de Europa, se calcula que mas de tres millones de seguidores vieron a los United fuera o en casa. La media de la taquilla en Old Trafford era de 57,759, un record historico, para el futbol ingles que aun no se ha superado.
Una de las caracteristicas de la aficion del United es su gran numero de hinchas fuera de Manchester. Ellos aseguran con mucho orgullo que es el club de futbol del mundo con mas peñas de seguidores no radicadas en su ciudad. Muchas de ellas repartidas por otros paises del mundo, caso de Polonia, donde se pudo ver a un buen numero de “supporters” no llegados desde Inglaterra cuando jugaron en el campo del Legia de Varsovia. Los dos centros mas importantes son Londres -el segundo despues del propio Manchester- e Irlanda. Desde ambos lugares miles de aficionados se desplazan por tierra, mar o aire cada domingo que el Manchester juega en casa. Los “fans” del United residentes en Londres son conocidos como los “Cockney Reds” y a los de Irlanda como los “Irish United”. Londres no solo es el lugar donde el United suele ofrecer sus mejores encuentros, sino que forma parte de la historia del club, pues en la temporada 1966-1967 la capital fue la sede central de la Manchester United Supporters. En 1968 se formaria la Manchester United Supporters Association, mas conocida como la MUSA, para volver en 1972 a su nombre original.

Un trio de leyenda
La afluencia de espectadores al Old Trafford sufrio un fuerte descenso tras la catastrofe de Munich en 1958. El numero de localidades se rebajo hasta 33,000. Seria a mediados de los 60, gracias al trio George Best, Denis Law y Bobby Charlton, cuando se volverian a llenar las gradas de Old Trafford. Hasta este momento la aficion de United habia pasado por ser una de las mas pacificas del Pais. Los años sesenta convertirian a los “Man U’s” en seguidores violentos, dentro y fuera del terreno de juego, lo que les daria tambien notoriedad. Su mala imagen cruzo pronto las fronteras del futbol ingles, protagonizando veinte años de violencia propia y miedo ajeno. Durante ese tiempo, lo frecuente eran las peleas cerca de los estadios, destrozos en los trenes, detenciones, ventanas apedreadas y todo el conjunto de acciones englobados en el concepto de violencia ciudadada, sujeta siempre al calendario de actuaciones del United. Especialmente alcanzaron fama por su belicosidad los “Stretford Enders”, un sector radicalmente violento al que se atribuye el lanzamiento de un ladrillo que dejo K.O. al portero del Milan, en la semifinal de la Copa de Europa de 1969, y el lanzamiento de un cuchillo en el transcurso de un partido frente al Newcastle. En consecuencia, la temporada siguiente el United jugo dos partidos de casa en campo neutral y la grada conocida como “Stretford End” fue clausurada.
Tal nivel de violencia condujo a la puesta en marcha de un plan para evitar su aumento. En 1972 se empezaron a utilizar trenes especiales, ya que en las dos temporadas anteriores el club se vio obligado a pagar diez millones de pesetas en concepto de destrozos a las British Rail.La medida redujo la accion vandalica en los trenes, pero no en las estaciones ni en los alrededores de los estadios.
A mediados de los años setenta, descendido el Manchester a Segunda Division, las acciones violentas se agudizaron hasta el punto de aparecer desiertas las ciudades inglesas a las que se desplazaba el equipo. Existia autentico pavor a la “invasion roja”. Los sucesivos conflictos derivaron en un descenso de espectadores, cifrados en veintidos mil. Fue determinante que el propio gobierno britanico debiera intervenir tras una batalla campal con seguidores del Norwich. Los heridos se contaron por decenas tras una intensa noche de carreras, disturbios y enfrentamientos. Como los hechos fueron transmitidos en directo por TV, el Ministro del Deporte decidio que la unica solucion era prohibir a los seguidores del Manchester viajar alli donde jugara su equipo. Sobre aquellos incidentes hubo versiones contradictorias. Los propios “hooligans” locales acusaron a sus colegas de Londres de iniciar la pelea.
Posteriormente, en 1977, con ocasión de una eliminatoria de Recopa de Europa con el St.Etienne obligo a la UEFA a la expulsion del United de la competicion.
Sin embargo, a partir de la mitad de la decada de los ochenta, y gracias a la propia labor de los aficionados del United, la violencia fue poco a poco erradicada de Old Trafford y contagiada a otros clubes como el Leeds, Millwall, Chelsea y West Ham, cultivando nuevas formas de “hooliganismo”, si se permite la expresion, con connotaciones racistas, politicas y de extrema derecha.

Descenso de la violencia
De tal modo que los actos de violencia en Old Trafford han sido escasos en los ultimos tiempos, consecuencia de la ferrea vigilancia a la que han sido sometidos los “supporters” de Manchester y los foraneos. Han aumentado los aficionados ejemplares y la fuerza de la mayoria “es ahora nuestra unica arma intimidatoria”, según explica uno de ellos.
Sin embargo, en el encuentro de la Recopa disputado frente al FCBarcelona en el Camp Nou en 1984, la prensa local destaco la cita “como una de las pocas oportunidades en la que los seguidores del Manchester se vieron sobrepasados por la fuerza y el numero de los seguidores locales”. A raiz de esta experiencia, Bobby Charlton viajo en 1986 a Barcelona interesado en la forma en que el Barça organizaba un club con mas de cien mil socios. Charlton realizo un informe en el que se recogia que los socios azulgrana disponian de toda una amplia oferta de secciones deportivas gratuitas por solo 6,500 pesetas anuales, asi como facilidades bancarias para financiar su participacion en la economia de la entidad. En base a estos servicios, el Manchester “reconstruyo” su propia administracion.
El Manchester, que en los ultimos años ha perdido “violencia” para tranquilidad de todos, tambien ve sus gradas despobladas de “hooligans”, especialmente la de los “Stretford Enders”. Los de la parte de “Scoreboard Enders” arman mas ruido, con un amplio y renovado repertorio de canticos: “Here we go!” (¡Aqui vamos!) o “What load of rubbish!” (¡Vaya monton de basura!). La pasada temporada, cuando el United estaba con un pie en la Segunda Division, el grito mas oido fue el de “Fergie out!” (¡Fergie – Alex Ferguson – fuera!). La aficion del Manchester sigue siendo la mas fiel de Inglaterra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: