Internada por la izquierda Blog

El fútbol por y para la clase obrera

Alcorcon = Represion

Posted by Internada en 7 octubre, 2010

Texto extraido de www.nodo50.org/bukaneros/wordpress/

“Nos hemos pasado”, le decía un miembro de la UIP a otro mientras procedían al minucioso cacheo, uno por uno, de todos los desplazados de Bukaneros a Alcorcón. Se refería al vergonzoso capítulo vivido unos minutos antes en plena calle de la localidad madrileña: un rayista rezagado era brutalmente golpeado por el simple hecho de escupir al suelo. Si, no hizo nada más. Este gesto fue suficiente para recibir una paliza por parte de los de siempre, que no contentos con ello, se lo llevaron detenido. Los capítulos vividos en dependencias policiales no son nuevos: humillaciones, abusos, intento de que firmara un parte como que se había autolesionado y para rematarse inventan que este rayista agredió a tres agentes. Ver para creer.

Este fue el hecho más desagradable del capítulo más surrealista e indignante que hemos vivido en todos estos años siguiendo el camino de la franja roja. Y ha tenido que ser Alcorcón, lugar en el que hemos acompañado a nuestro Rayo en nuestra travesía en Segunda B y en el que nunca ha habido ni el más mínimo incidente. Es más, las relaciones entre ambas aficiones han sido siempre ejemplares, aunque esto parece importar nada a quien, primero, declara el partido de alto riesgo, y a quien, después, se extralimita en sus funciones y pisotea el derecho de los seguidores.

Alcorcón era el domingo una ciudad sitiada, con decenas de policías ‘a la caza del rayista’. Desde primera hora de la mañana buscaban en todos los rincones, desde el estadio a las calles, pasando por todos las paradas de renfe.

No, a Bukaneros no les dieron la vuelta en el cercanías como han publicado los terroristas de la pluma (los mismos que nunca contarán verdades como esta), a nuestro grupo no se le interceptó hasta una de las calles cercanas al campo, donde se nos retuvo, se nos miró hasta debajo de los dientes, se nos identificó y se nos volvió a recordar que cuando hay un partido de fútbol tus derechos quedan en la puerta de casa.

Se nos negó la posibilidad de ir al estadio a recibir a nuestro equipo, de realizar la protesta prevista, de intentar negociar el precio de las entradas, de que al menos entraran al fútbol los menores. Primero “no os queremos en el estadio, ni dentro ni fuera”, pero después tampoco se nos permite acudir al bar más cercano a ver a los nuestros al menos en televisión: “Habéis venido a crear disturbios y no podéis estar a menos de 500 metros del campo”. Perfecto, como razonar con estos cenutrios es misión imposible, pedimos irnos a la otra punta de Alcorcón: “Tampoco, no os queremos en Alcorcón, ya os estáis largando de aquí”.

De nuevo al cercanías, acompañados de un despliegue policial más propio de las películas, y de nuevo contra la pared para obligarnos a montar en los trenes de diez en diez y con la porra en la mano: “Y no os bajéis hasta Madrid que vamos a vigilaros”. Dicho y hecho. Los primeros grupos se apean en la siguiente parada para esperar al resto de la expedición y allí aparecen de nuevo nuestros ‘amigos’, para recordarnos una vez más que ellos son la ley y que cualquier discrepancia vale 6.000 euros, un palizón o dormir en comisaría acusado de un delito que nunca cometiste.

Esta crónica podría ser fruto de una novela policiaca, pero es la cruda realidad vivida el domingo pasado en Alcorcón y la situación que venimos sufriendo en los últimos años los rayistas en general, y Bukaneros en particular, tanto en Vallekas como en los desplazamientos.

Agradecemos la firmeza de todos los rayistas que no entraron al campo como medida de protesta y nos solidarizamos con todos aquellos que sufrieron la represión policial. Este nuevo capítulo solo puede unirnos más y hacernos más fuertes

Y como no podía ser de otra forma, el rayista agredido y detenido es sancionado por la Comisión de Vividores:

– Multa de 6.000 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos, por un periodo de dos años, a un aficionado que en los aledaños del estadio se negó a identificarse y mostró una actitud desafiante ante la intervención de los funcionarios, llegando incluso a agredir a uno de ellos tras insultarle y proferir graves amenazas en el encuentro entre el Alcorcón y el Rayo Vallecano, jugado el 3 de octubre.

Facil y sencillo, ya tienen el despliegue amortizado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: