Internada por la izquierda Blog

El fútbol por y para la clase obrera

Espanyol – Osasuna según el Diario de Navarra

Posted by Internada en 10 mayo, 2010

Este texto aparece en la edición de hoy del siempre sensacionalista y conservador Diario de Navarra.

Agredidos un aficionado de Osasuna y otro del Espanyol antes del encuentro

Los Mossos identifican a 44 ultras rojillos tras la agresión a un seguidor perico, que fue al hospital

Los seguidores rojillos, entre ellos el agredido por ultras rivales, se fueron del estadio por seguridad en el m.60

Los aficionados de Osasuna que entraron en el estadio, aunque lo abandonaron antes de tiempo. 	J.C. CORDOVILLA

Los incidentes que precedieron el partido entre Espanyol y Osasuna, disputado el pasado sábado en Cornellá, se saldaron con dos heridos, un seguidor del equipo rojillo y otro del catalán, ambos con heridas en la cabeza. El peor parado fue el segundo, que fue trasladado al Hospital Universitari de Bellvitge, en Barcelona, para ser atendido. El navarro, Josu P., de 24 años, presentaba una herida sin consecuencias y pudo entrar en el estadio.

El encuentro estuvo rodeado de obstáculos para los aficionados rojillos que se desplazaron a Barcelona, ya que, según las fuentes consultadas, las dos docenas que pudieron acceder al estadio de Cornellá tuvieron que abandonar el recinto deportivo por recomendación de los Mossos de Escuadra, el cuerpo policial autonómico de Cataluña.

Los problemas habían comenzado ya anteriormente, al parecer cuando un grupo de ultras rojillos, protagonizó un enfrentamiento con seguidores del Espanyol, y uno de ellos resultó herido en la cabeza.

No hubo detenciones

Fuentes de los Mossos de Escuadra confirmaron que se realizaron 44 identificaciones el sábado por la noche después de que una persona resultara herida antes del encuentro entre Espanyol y Osasuna.

“Se llevó a esta persona, un chico joven, al hospital para que se le curase y después recibió el alta. Se identificó a 44 personas y la actuación policial que consta en este incidente concluye ahí”, explicaron desde la policía catalana, que no precisó si se devolvió a los ultras a Pamplona en autobús sin entrar al estadio, como apuntan algunas fuentes.

Los Mossos comprobaron que ninguno de los 44 tenía antecedentes policiales. “Si la persona que tenía las lesiones quiere denunciar a alguien, constan las identificaciones de todos. Pero no hubo detenciones”, aclararon desde Barcelona.

El incidente entre ultras fue el que provocó que los Mossos advirtieran al resto de aficionados osasunistas que acudían a Cornellá que tuvieran cuidado y taparan su indumentaria roja. Uno de ellos, Josu P., no pudo evitar, cuando estaba tapando su camiseta, ser descubierto por un ultra del Espanyol y recibió un puñetazo, que le produjo una herida en la cabeza, y una patada, según relata él mismo en la entrevista que se reproduce en esta página.

La veintena de seguidores de Osasuna, incluido el agredido, presenció el encuentro en Cornellá hasta el minuto 60, en que los Mossos les aconsejaron que abandonaran el estadio porque, según cuentan varios de los allí presentes, “no podían garantizar su seguridad al terminar el partido”.

De esta forma, y después de convencerse de que era lo mejor, abandonaron Cornellá cuando quedaba media hora para terminar el choque. En un principio, los Mossos les acompañaron hasta las afueras del estadio, pero los seguidores rojillos les pidieron que lo hicieran hasta la estación de metro más próxima, según cuenta uno de los afectados.

También pasó en Pamplona

Los incidentes de Cornellá hacen que llueva sobre mojado. En el partido de la primera vuelta, en Pamplona, un aficionado del Espanyol, de 29 años, fue trasladado al hospital con un golpe en la cabeza producto de un botellazo recibido desde en un bar cercano al Reyno. El seguidor no tenía nada que ver con las Brigadas Blanquiazules, grupo ultra del Espanyol que acudió custodiado al estadio.

A pesar de este antecedente, el dispositivo policial fue el habitual. “No era partido de alto riesgo, pero el dispositivo estaba montado como en todo partido de Primera. No se hizo nada extraordinario”, apuntaban desde los Mossos.

Ayer, las altas instancias del club rojillo desconocían estos incidentes ocurridos en Cornellá y se sorprendían de que los ultras de Osasuna se hubieran desplazado a Barcelona, porque no constaba dentro del plan de seguridad del partido.

Los responsables de las peñas tienen intención de reunirse con el club y emitir un comunicado de protesta por lo ocurrido. El joven agredido no pertenece a ninguna peña, pero es muy conocido y en Tajonar, donde acude a presenciar muchos entrenamientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: